Esta receta es de un pan dulce con leche y huevo estupendo – un bizcocho- , que podéis emplear para hacer un pastel o podéis decorar antes de hornear – pintando con huevo y añadiendo azúcar –  para consumirlo tal como sale del horno.
Esta receta de pan dulce/bizcocho lleva mucho menos azúcar que otras recetas de bizcochos. Además lo vamos a hacer sin mix panificable, sino que usaremos una mezcla casera de  harinas eco muy sencilla. Preferimos e nuestra mezcla casera de harinas eco a los mix comerciales ya que no contiene aditivos y lleva mucho menos almidón.
Podéis sustituir nuestra mezcla por el Mix comercial que más os guste, pero creemos que es más sano usar la mezcla que os proponemos,  aproximadamente sale al mismo precio y sabe mejor.

Ingredientes
  • 130 gr. Harina de Arroz
  • 40  gr. Harina de Arroz Integral
  • 90 gr. De fécula/almidón de patata. (podéis sustituir 25 gramos por almidón de maíz)
  • 1 sobre levadura seca o 15 gramos levadura panadera pensada
  • 50 ml. agua templada
  • 110 ml. leche – nosotros usamos leche de cabra
  • 2 huevos grandes
  • 50 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de psyllium husk en polvo
Podéis usar algún aroma que os guste, esencia a azahar, vainilla, etc. Lo que os guste.
Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Calorias 278,89 Calorias de grasas 63
% Cantidad Diaria Recomendada*
Grasas 7,7g 11%
Grasas Saturadas 1,92g 5%
Grasas Insaturadas 5,25g
Colesterol 1,98mg 0%
Sodio 94,81mg 4%
Carbohidratos 47,41g 16%
Fibra 4,35g 16%
Azúcares 10,37g
Proteinas 5,56g 10%
Vitaminas
Minerales Fósforo, potasio, sodio

*Los porcentages de Consumo Diario Recomendado se basan en una dieta de 2.000 calorieas. Los valores variaran en funcion de las necesidades calóricas de cada dieta.
Paso 1. Preparar el Poolish o prefermento.
En una fuente mezclamos el agua (50 ml. templada) y 50 gr. de la mezcla de harinas y la levadura. Mezclad bien, cubrir con un paño o papel film y dejar fermentar durante una hora y media. También lo podéis dejar una noche en la nevera, en este caso bien tapado con papel film. Recordad que los ingredientes para preparar el poolish se restan de las cantidades de ingredientes de la receta original!. Ver ¿Cómo se hace pan sin gluten? Parte 2: Técnicas básicas espumada o poolish para más información sobre como preparar un poolish.
Paso 2. Mezclar ingredientes y amasar.
Poner en el recipiente de amasado el resto de las harinas (210 gr,), psyllium , leche (110 ml.), 1 huevo – previamente batido como si fuéramos a hacer una tortilla- ,  azúcar (50 gr.), la pizca de sal y amasaremos durante 6 o 7 minutos.
Nosotros usamos la máquina panificadora en el programa de amasado, pero solo usamos los 6 primeros minutos del programa. Entonces pulsamos unos segundos el botón de inicio y se detiene el proceso.
Introducimos la mantequilla y amasamos de nuevo 6 minutos.
La masa va a quedar muy pastosa y líquida, pero si veis que es demasiado líquida podéis añadir un poco – y poco a poco – de harina de arroz o de la mezcla de harinas si habéis hecho de mas. Nosotros solemos usar esta mezcla como sustituta de los Mix panificables, por lo que hacemos mezclas de un kilo o algo así.
Si usáis panificadora verted la masa en una fuente, con una espátula – está muy pastosa la masa – haced una bola, cubrid con un paño o papel film i dejadla fermentar.
La fermentación va a depender mucho de la temperatura ambiente – en Agosto y en Mallorca !sube como la espuma!. Por ello debemos ir controlando el progreso de la masa. La idea es que la masa debe doblar su volumen, pero no tenemos instrumentos para medirlo, ¿no? Así que, orientativamente la masa debe fermentar una hora o hora y media, y soblar su volumen.
Paso 3. Hacer panecillos o algo así.
Vamos a untar un poco con aceite un molde para hornear. Mejor uno de los que se pueden desmontar. Con las manos untadas en aceite vamos a hacer bolas de masa. Una forma es hacer una especie de churro y cortar. Otra es ir cogiendo masa y darle forma con las manos, así se ensucia menos pero es menos preciso.
Colocamos los panecillos en el molde de forma que estén cerca los unos de los otros. La idea es que la masa es poco consistente, por eso ponemos los panecillos casi juntos, de esta forma la presión que ejercen mútuamente hace que la masa suba y no se espachurre hacia los lados.
Vamos a cubrir de nuevo y dejaremos que fermente por segunda vez hasta doblar el volumen.
De los errores se aprende(n nuevas recetas).
Se aprende más de los errores que de los aciertos, o eso dicen. Con esta receta nos ha pasado algo así. Inicialmente pretendíamos hacer bollos de leche o suizos. Peeero…
O hemos escogido un molde demasiado pequeño para poner los panecillos o hemos dejado subir la masa demasiado. El caso es que al hacer la segunda fermentación nos han subido tanto que se han fusionado y han llenado el molde por completo. Con lo que nos ha quedado un bizcocho estupendo.
Bromas a parte, creemos que es importante compartir nuestros fallos – o en este caso semi fallos – porque 1) son cosas que nos pasan a todos y 2) porqué de los errores aprendemos y no hace falta que otros los cometan. ¿no?
Más adelante pondremos la receta de bollos de leche con las fotos apropiadas.
OK, seguimos.

 

Paso 4. Pintar y hornear.
Los que queréis el bizcocho como base para un pastel podéis hornear directamente. Los que estéis interesados en un pan dulce toca pintar la masa antes de hornear.
Con el huevo que nos queda pintaremos la masa y echaremos azúcar por encima. Podéis echar “azúcar perlada” que es un azúcar de grano gordo, pero con azúcar normal también queda bueno.
Hornearemos unos 25 minutos a 180ºC dependiendo del horno.
!Que aproveche!
ps. Como variante podéis probar a colocar la masa formando una bola en el centro del molde para la segunda fermentación. Creemos que la estrategia de las bolas es bastante interesante.