Dominar la fermentación, la clave para un mejor pan

Dominar la fermentación, la clave para un mejor pan

Ya dedicamos una entrada a hablar de la Levadura y su papel en el proceso de elaboración del pan. Lo más importante que debemos comprender es que la levadura panadera se compone de organismos vivos y que durante la fermentación hacen las siguientes cosas:

  1. Consumen los carbohidratos de los azúcares y almidones convirtiéndolos en alcoholes.
  2. Generan dióxido de carbono, que se acumula en la masa generando la miga.
  3. Se reproducen. Y finalmente ….
  4. Mueren durante el horneado.

Un pan bien fermentado va a tener por una parte menos concentración de azúcares y almidones, por otra parte tendrá mejor sabor – sabor a pan – y una miga más esponjosa. Así pues, queremos que nuestra masa fermente bien.  La pregunta es :

¿Cómo conseguir una buena fermentación al hacer un pan sin gluten?

Para conseguir una buena fermentación necesitamos combinar bien 4 factores que tienen una importancia clave.

  1. Ingredientes. 

Para una buena fermentación necesitas partir de los ingredientes adecuados. No podemos esperar que una masa hecha exclusivamente con harinas proteicas, como la garbanzo o la soja, fermente con facilidad. Por eso usamos mezclas de harinas que combinan distintas propiedades. En general siempre recomendamos que vuestra mezcla de harinas tenga un mínimo de un 25% de féculas (cómo la fécula de patata o almidón de maíz -maizena- o almidón de yuca ). Si nos pasamos  con la proporción de féculas – más del 50% vamos a tener un pan – en nuestra opinión – poco nutritivo y con demasiados carbohidratos rápidos. Esos panes que al poco tiempo de comerlos vuelves a tener hambre. Por otra parte hay que usar levadura de panadero, ya sea fresca o seca. Una de las preguntas que nos hacéis habitualmente se refiere a la cantidad de levadura que hay que poner en la masa. Si tantos gramos de levadura fresca equivalen a tantos gramos de levadura seca, etc… Os voy a contar un secreto: !No importa la cantidad exacta de levadura que uses!  Lo importante es que la levadura esté activa. Y para ello tenemos que pasar al apartado de procedimientos.

2.Procedimientos

Atención a la siguiente frase: Para tener una buena fermentación no hay que poner levadura en la masa. Para tener una buena fermentación en la masa hay que hacer una pre-fermentación. Una pre-fermentación es una mezcla de agua, harinas y levadura, que dejamos fermentar y activar antes de mezclarlo en la masa. Al usar una pre-fermentación la levadura va a estar un tiempo fermentando, con lo que la levadura se va a estar reproduciendo. Por eso no es tan importante que cantidad de levadura ponemos. !Lo importante es que el pre-fermento suba! Antes de empezar a escribir esta entrada he mezclado 150 ml. de agua con unos 100 gr. de harina de arroz y unos cuantos gránulos de levadura. No los he medido ni pesado, he echado un poco por encima de la mezcla. Lo he removido bien y lo he dejado reposar. Podéis ver arriba una foto de como está ahora, una hora y media después. Está claro que ha subido, ¿no? Ahora sabemos dos cosas:

  1. Está claro que la levadura está activa.
  2. Las levaduras se han reproducido y están por todas partes en este pre-fermento. Hay mucha más levadura de la que he echado.

Puedes usar pre-fermentos de tres formas:

  1. Haz una espumada. Es la opción rápida para cuando tienes prisa. Simplemente añade un poco de azúcar a la mezcla de agua harina y levadura. Si además el agua está templada ( a unos 30 grados, no más) en 10 minutos seguramente ya verás resultados. No obstante no lo recomendamos porque, a veces tarda más y a veces el azúcar deja algo de sabor dulce en el pan. Aquí tienes información detallada sobre la espumada.
    1. Haz un poolish. Es lo que he hecho ahora, 150 ml de agua, 100 gr de alguna harina o fécula, un poco de levadura del tipo que sea. Remover bien. Y un poco de paciencia. Aquí tienes información detallada sobre el poolish.
  2. Créate una masa madre.  Haz un poolish, usa la mitad para tu pan. Añade un poco de agua y harina, guárdalo en un tupper cerrado en la nevera. Cuando vuelvas a hacer pan, saca el tupper de la nevera. Usa la mitad de la mezcla para hacer un prefermento con un poco de harina y agua. Añade un poco de harina y agua, remueve y vuelve a guardarlo en la nevera. De esta forma ahorras ya que no gastas levadura.

Cuando añadas el pre-fermento a la masa debes tener en cuenta que este contiene agua y harinas, y afecta a las proporciones de tu receta. Finalmente la masa se tiene que remover bien. No basta con amasar 5 minutos. Los panes sin gluten son panes más hidratados que los panes con harina de trigo. La masa es más una pasta que una masa y hay que usar una máquina para amasar. ya sea una panificadora o un robot de amasado. Seguramente leerás por ahí que hay que amasar a mano, bien cuando hagas pan con harina de trigo amasa a mano. Estas en la liga del pan sin gluten y se amasa a máquina, 15 minutos como mínimo, punto. Los que uséis panificadora, usadla sólo para amasar. Cuando termine el amasado, verted la masa en un molde untado en aceite para hacer la fermentación y la cocción allí.

Temperatura

La levadura necesita una temperatura adecuada para hacer su trabajo. Esta temperatura está entre los 20 y los 35 grados. Si subimos por encima de los 40 grados la levadura empieza a morir, A más frio más dormida está la levadura y la cosa no funciona. Si en casa estamos a más de 25 grados, pues no te preocupes la levadura va a funcionar a la perfección. Pero en invierno la cosa es más difícil. El truco para fermentar la masa en invierno. En invierno, cuando la temperatura de casa está por debajo de los 20 grados usamos un truco. Calentamos un poco el horno, uno minutos. Entonces apagamos el horno, metemos el molde con la masa en el horno y dejamos fermentar. 

Tiempo de fermentación 

¿Cuanto tiempo tiene que fermentar la masa? !Pues el que haga falta! En verano pueden ser 40 minutos y la masa ya ha doblado su tamaño. Según como una fermentación puede durar varias horas, entre 2 y 5. Hay quien deja la masa fermentando en la nevera durante un día entero. Lo importante es que se cumplan las siguientes condiciones:

  1. Que el pre-fermento esté activo.
  2. Que la masa se mezcle bien.
  3. Esperar a que la masa doble su volumen.  El tiempo y la temperatura son las dos variables con las que tienes que jugar para conseguir este objetivo.
Soletillas sin gluten

Soletillas sin gluten

En estos días fríos de invierno hemos pensado en preparar unas soletillas sin gluten (melindros como los llaman en catalán). Estos bizcochos  han sido muy bien recibidos en casa por los peques. Los hemos tomado, como no, acompañados por un buen chocolate caliente para desayunar o para merendar.

INGREDIENTES

  • 3 huevos
  • 60 gr. de harina de arroz
  • 30 gramos de fécula de patata o almidón de maíz
  • 50 gr. de azúcar refinado (blanco)
  • (opcional) azúcar glas para decorar

ACCESORIOS

Vas a necesitar:

  • Batidora con accesorio para montar claras a punto de nieve
  • Lengua de gato
  • Manga pastelera con boquilla de entre 5mm y 1 cm
  • Papel para hornear
  • Tamizador
  • 2 recipientes cilíndrico para batir (es decir, dos vasos de batidora)

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 245 de grasas 44.67
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 42,47 g. 14 %
Azúcares 17,46 g. 35 %
Fibra alimentaria 0,50 g. 2 %
Proteínas 7,73 g. 15 %
Grasas 5,21 g. 8 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 1,70 g. 8%
Grasas Nono-Insat. 1,98 g.
Grasas Poli-Insat. 1,07 g.
Grasas Trans 0,02 g.
Colesterol 192,41 mg. 64%
Minerales
Cálcio 31,03 mg. 3%
Sodio 73,45 mg. 3%
Potasio 87,10 mg. 4%
Magnesio 13,45 mg. 4%
Fóosforo 122,69 mg. 18%
Zinc 0,83 mg. 8%
Vitaminas
Niacina 0,57 mg. 4%
Tiamina 0,05 mg. 5%
Riboflavina 0,24 mg. 24%
Vitamina B-6 0,18 mg.
Vitamina B-12 0,46 μg. 15%
Vitamina D 1,03 μg. 21%
Vitamina K 0,16 μg.
Vitamina E 0,57 mg. 5%
Ácido Fólico 25,14 μg. 13%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

Esta receta tiene su dificultad, hay que respetar los pasos bien. La clave es tener todo preparado para poder seguir el procedimiento al pie de la letra.

  1. En primer lugar vamos a precalentar el horno a 180 grados centígrados. Pondremos el papel de hornear en una bandeja y la untaremos con un poco de aceite.
  2. A continuación separaremos las claras de las yemas de los huevos, las claras van en un recipiente para batir y las yemas en el otro.
  3. Montaremos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Es importante que estén bien montadas. No debería caer nada si le das la vuelta al recipiente. Cuando estén bien montadas, sin dejar de batirlas claras vamos a ir añadiendo el azúcar lentamente . El resultado final debe ser un merengue firme.
  4. En el otro recipiente, batiremos las yemas. Cuando estén bien batidas las añadiremos al merengue poco a poco mientras batimos.
  5. Tamizaremos bien la harina y la iremos añadiendo poco a poco al batido. Usaremos la lengua de gato o una cuchara para remover con mucha suavidad, dando movimientos envolventes para evitar que la mezcla pierda volumen.
  6. Con cuidado pondremos el batido en la manga pastelera. Formaremos los melindros/soletillas en el papel de hornear. Deja bastante espacio entre ellos, porque la masa se va a esparcir.
  7. Hornearemos 12 minutos aproximadamente o hasta que las soletillas estén ligeramente doradas.

CONSIDERACIONES FINALES

  • Aunque aparentemente se trata de una receta sencilla, no lo es.
  • Hemos intentado hacer esta receta de varias formas, sin almidones (sólo con harina de arroz), sólo con almidones. Pero si no mezclamos harina de arroz con un poco de almidón no conseguimos la pasta con la consistencia adecuada.
  • Esta receta procede de Panarras sin gluten.
Como sustituir los lácteos en tus recetas

Como sustituir los lácteos en tus recetas

En esta entrada queremos tratar el tema de la sustitución de los lácteos que aparecen en muchas recetas de pan y sobre todo de repostería por otros ingredientes libres de productos lácteos (“dairy free” como dirían en inglés). Esta sustitución es de especial utilidad para aquellas personas que no pueden tomar lácteos debido a alergias o intolerancias alimentarias.

Muchas recetas de repostería como bizcochos, tartas, muffins o galletas incorporan lácteos en su preparación. Además, algunas recetas de pan también utilizan leche o mantequilla. ¿Qué podemos hacer para sustituir estos productos por otros productos “equivalentes” de origen vegetal?.

Sustituir la leche

Vamos a empezar por la leche. En general, la leche de las recetas de bizcochos o panes se puede sustituir por alguna bebida vegetal. Si además no podéis tomar gluten, entonces escoged alguna bebida vegetal sin gluten como por ejemplo la de soja o la de arroz. Podéis sustituir la leche que se utiliza para elaborar un pan de brioche o un bizcocho por alguna bebida vegetal.

La leche se utiliza también para preparar flanes, puddings o la famosa crema pastelera. En este tipo de recetas también podéis sustituir la leche por alguna bebida vegetal.

Sustituir la nata

Vamos ahora a hablar de la nata, que es sin duda una de las estrellas en la repostería. Como alternativas a la nata, tenéis algunas opciones vegetales. Por ejemplo:

  1. Para preparar cremas con base de nata, podéis utilizar cremas vegetales como la de arroz, soja, almendra o coco. Se trata de productos sin lácteos que simulan la textura de la nata. Por ejemplo, se pueden utilizar cremas vegetales (p.e la de coco, almendra o arroz) para sustituir la nata en alguna crema de verduras o para sustituir la nata en una tarta de queso vegana.
  2. En cambio, si lo que necesitáis es un sustituto de la nata para montar, entonces tenéis a vuestra disposición algunos productos comerciales vegetales que se parecen la nata montada. Los que conocemos proceden de la soja, como Soy Whip o Rice Wip.

Otra alternativa consiste en utilizar la grasa de la leche de coco con un alto contenido graso (superior al 60%). La idea es comprar una lata de leche de coco y dejarla en la nevera 12 horas. Trascurrido este tiempo la sacamos de la nevera y observaremos que se ha separado la grasa (que ha solidificado) del líquido, que queda en el fondo. Con una cuchara vamos retirando la grasa del bote de leche de coco. Al acabar nos quedará el líquido que desecharemos (para montar aunque los podemos utilizar para cocinar) y por otro lado la grasa que habremos reservado. Esta grasa se puede montar con las varillas de la batidora y obtener una textura similar a la de la nata montada. Eso si, el sabor y aroma van a ser a coco.

Sustituir la mantequilla

En tercer lugar vamos a ver como podemos sustituir la mantequilla en recetas de pan o repostería. Por ejemplo, en las galletas o bases de pasteles hechas con galletas. En este caso existen diversas opciones. Dos de ellas que hemos utilizado son:

  1. Utilizar margarina vegetal sin leche. Aseguraos leyendo la lista de ingredientes que la margarina que escojáis no contenga leche o suero de leche. Por que hay margarinas que incorporan leche.
  2. Otra opción consiste en sustituir la mantequilla por aceite de coco extra virgen. El aceite de coco dejará en vuestras recetas un aroma a coco. Si lo buscáis en vuestro supermercado veréis que cuando hace frío se mantiene en estado sólido. En cambio cuando hace calor lo encontraréis en estado líquido.
  3. En algunos casos hemos podido sustituir la mantequilla por aceite de oliva (por ejemplo en la elaboración de bizcochos).

Sustituir quesos y yogures

Finalmente, hablaremos de los quesos y yogures. Si queréis preparar una pizza, quiche o tarta de queso y no podéis tomar lácteos, podéis sustituir el queso por alguna opción vegetal como por ejemplo el tofu.

El yogur que se utiliza para elaborar bizcochos se puede sustituir de diversas formas. Quizá la más fácil es sustituirlo por una versión vegetal de yogur, como por ejemplo un yogur de soja. Otra opción es sustituirlo por bebida vegetal sin gluten.

Fuente de la imagen destacada: productos-lacteos

Roscón de reyes sin gluten y sin lácteos

Roscón de reyes sin gluten y sin lácteos

En estas fechas tan señaladas no podía faltar el roscón de reyes. En esta entrada adaptamos esta receta sin gluten para que podáis elaborarla sin mezclas panificables sin gluten comerciales y sin lácteos. Se trata de una receta que necesita fermentación y por tanto utilizaremos levadura panadera. No obstante, no vamos a necesitar espumada o poolish (prefermento) puesto que vamos a preparar una masa que va a fermentar lentamente en la nevera (es un proceso similar al de esta otra receta). Esperamos que os guste.

INGREDIENTES

  • 375 gr. de harina de arroz
  • 50 gr. de fécula de patata
  • 150 ml. de alguna bebida vegetal sin gluten (nosotros hemos utilizado bebida vegetal de arroz)
  • 90 gr. de azúcar blanco
  • 2 huevos grandes
  • 75 gr. de aceite de oliva suave o de aceite de coco
  • 5 gr. de sal
  • 5 gr. de levadura panadera seca
  • La ralladura de un limón o de una naranja
  • Una cuarta parte de una cucharadita de café de goma xantana
  • Fruta deshidratada escarchada, almendras laminadas, piñones etc.
  • Para el relleno: nata vegana de soja para montar

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 321 de grasas 91.58
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 52,66 g. 18 %
Azúcares 11,42 g. 23 %
Fibra alimentaria 2,06 g. 8 %
Proteínas 4,78 g. 10 %
Grasas 10,69 g. 16 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 1,74 g. 9%
Grasas Nono-Insat. 7,12 g.
Grasas Poli-Insat. 1,35 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 43,01 mg. 14%
Minerales
Cálcio 32,02 mg. 3%
Sodio 275,92 mg. 11%
Potasio 70,28 mg. 4%
Magnesio 19,41 mg. 5%
Fóosforo 86,13 mg. 12%
Zinc 0,66 mg. 7%
Vitaminas
Niacina 1,90 mg. 12%
Tiamina 0,26 mg. 26%
Riboflavina 0,16 mg. 16%
Vitamina B-6 0,24 mg.
Vitamina B-12 0,21 μg. 7%
Vitamina C 0,01 mg.
Vitamina D 0,40 μg. 8%
Vitamina K 5,30 μg. 7%
Vitamina E 1,49 mg. 12%
Ácido Fólico 48,09 μg. 24%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. Colocaremos todos los ingredientes (harinas, aceite, azúcar, goma xantana y huevos) en un robot de cocina y lo pondremos a amasar durante 10 minutos aproximadamente. Después dejaremos reposar esta masa en el robot de cocina o amasadora.
  2. Repetiremos este proceso de amasado de 10 minutos y 20 minutos de reposo dos veces más.
  3. A continuación coloraremos la masa en un bol y lo taparemos con papel film. Meteremos el bol en la nevera y dejaremos la masa toda la noche en la nevera para una fermentación lenta.
  4. A la mañana siguiente sacaremos la masa de la nevera y la colocaremos en un molde con orifico central de 25 cm. de diámetro que habremos forrado previamente con papel vegetal o espolvoreado con aceite y harina para evitar que la masa se pegue. Cubriremos  la masa con un paño de tela. Dejaremos fermentar esta masa durante una hora aproximadamente, o hasta que doble su volumen.
  5. Precalentaremos el horno a unos 220 grados centígrados.
  6. Cuando la masa haya fermentado lo suficiente, la pintaremos con huevo batido con azúcar y la decoraremos con la fruta escarchada, almendras laminadas, piñones etc.
  7. Hornearemos el roscón con aire arriba y abajo durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar con una aguja esta salga seca.
  8. Dejaremos enfriar completamente el roscón antes de desmoldar.
  9. Cuando el roscón esté frío, lo desmoldaremos y procederemos a rellenarlo. Lo cortaremos por la mitad y rellenaremos. En nuestro caso hemos utilizado nata vegana de soja para montar como la que podéis ver más abajo.
Muffins de arándanos sin gluten

Muffins de arándanos sin gluten

Los muffins son unos pequeños dulces originarios de los países anglosajones, que se toman como desayuno o merienda. En apariencia son parecidos a las magdalenas, pero son diferentes a ellas en su preparación e ingredientes. Al contrario que las magdalenas, su masa es más densa, menos esponjosa y su receta incluye algo menos de azúcar. El principal atractivo de los muffins es que se pueden incorporar infinidad de ingredientes, lo cual los hace muy versátiles. Los muffins suelen llevar mantequilla como ingrediente graso en vez de aceite de oliva como las magdalenas. En esta receta os proponemos unos sencillos muffins de arándanos para tomar en desayunos o meriendas.

INGREDIENTES

  • 190 gr. de harina de arroz
  • 1 sobre de levadura de repostería sin gluten
  • 40 gr. de almendra molida fina (como si fuera harina)
  • 50 gr. de azúcar glas
  • 90 gr. de arándanos
  • 1 huevo grande
  • 60 gr. de mantequilla o margarina vegetal o aceite de coco extra virgen
  • Opcional: una cucharadita de esencia de vainilla

Necesitaremos moldes para muffins o en su defecto para magdalenas.

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 261 de grasas 84.46
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 39,77 g. 13 %
Azúcares 10,35 g. 21 %
Fibra alimentaria 1,17 g. 5 %
Proteínas 3,91 g. 8 %
Grasas 9,86 g. 15 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 5,59 g. 28%
Grasas Nono-Insat. 2,57 g.
Grasas Poli-Insat. 0,61 g.
Grasas Trans 0,31 g.
Colesterol 51,57 mg. 17%
Minerales
Cálcio 347,74 mg. 35%
Sodio 513,63 mg. 21%
Potasio 72,77 mg. 4%
Magnesio 14,43 mg. 4%
Fóosforo 65,42 mg. 9%
Zinc 0,44 mg. 4%
Vitaminas
Niacina 0,86 mg. 5%
Tiamina 0,06 mg. 6%
Riboflavina 0,08 mg. 8%
Vitamina B-6 0,16 mg.
Vitamina B-12 0,17 μg. 6%
Vitamina C 1,37 mg. 2%
Vitamina D 0,41 μg. 8%
Vitamina K 3,48 μg. 5%
Vitamina E 0,43 mg. 4%
Ácido Fólico 7,02 μg. 4%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. Empezaremos precalentando el horno a 180 grados centígrados.
  2. A continuación, tamizaremos las harinas y levadura de repostería en un bol.

  3. Añadiremos ahora el azúcar glas y los arándanos al bol de harinas.

  4. En otro recipiente, batiremos el huevo con la leche y posteriormente incorporaremos la mezcla de harinas, azúcar, arándanos y la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclaremos todo con una cuchara sin batir. La textura debe ser la de una mezcla con grumos.

  5. Verteremos la preparación en moldes para muffins llenándolos a tres cuartas partes de su capacidad.

  6. Colocaremos los moldes en una bandeja para horno.  Hornearemos a 180 grados centígrados unos 15 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.

  7. Retiraremos los muffins de la bandeja del horno y los dejaremos enfriar.

VARIANTES

  • Aunque los muffins suelen llevar mantequilla en vez de aceite como es el caso de nuestras magdalenas, se puede hacer una versión sin lácteos sustituyendo la mantequilla por margarina vegetal o aceite de coco. En este caso, el inconveniente del aceite de coco es que cambia ligeramente el sabor y aroma de la receta porque incorpora el aroma del coco.  En la versión sin lácteos, también habrá que cambiar la leche por alguna bebida vegetal sin gluten como bebida de soja o arroz.
  • La harina de arroz se puede sustituir por la harina sin gluten que tengáis más a mano.
Galletas de jengibre sin gluten

Galletas de jengibre sin gluten

Este año los niños han pedido con insistencia que hiciéramos todos juntos galletas de jengibre. Las galletas o pan de jengibre es un postre típico de la gastronomía navideña del norte de Europa. La receta llegó al norte de Europa procedente de Oriente Medio. Es habitual encontrar galletas cortadas en forma de corazón, en forma de hombrecillo o en forma de casa. Aunque no ha llegado aún la Navidad, en esta entrada os ofrecemos estas deliciosas galletas de invierno.

INGREDIENTES

  • 250 gr. de harina de avena certificada sin gluten
  • 100 gr azúcar panela
  • 50 gr mantequilla, margarina vegetal o aceite de coco
  • ½ cucharadita de jengibre rallado
  • medio sobre de levadura de repostería
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • Para la decoración
     – 1 clara de huevo (o unos 37 gr. de clara de huevo pasteurizada)
    – 100 gr. de azúcar glas
    – el zumo de medio limón
    – (opcional) Colorante alimentario en gel de diversos colores

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 416 de grasas 146.76
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 58,53 g. 20 %
Azúcares 22,57 g. 45 %
Fibra alimentaria 3,60 g. 14 %
Proteínas 9,49 g. 19 %
Grasas 17,13 g. 26 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 10,69 g. 53%
Grasas Nono-Insat. 2,77 g.
Grasas Poli-Insat. 2,05 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 41,06 mg. 14%
Minerales
Cálcio 36,64 mg. 4%
Sodio 26,25 mg. 1%
Potasio 222,73 mg. 11%
Magnesio 81,08 mg. 22%
Fóosforo 271,53 mg. 39%
Zinc 1,91 mg. 19%
Vitaminas
Niacina 0,83 mg. 5%
Tiamina 0,39 mg. 39%
Riboflavina 0,12 mg. 12%
Vitamina B-6 0,09 mg.
Vitamina B-12 0,10 μg. 3%
Vitamina C 0,03 mg.
Vitamina D 0,22 μg. 4%
Vitamina K 1,80 μg. 2%
Vitamina E 0,50 mg. 4%
Ácido Fólico 22,92 μg. 11%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

ELABORACIÓN

  1. Mezclamos la mantequilla, margarina o aceite de coco a temperatura ambiente con el azúcar para conseguir formar una pasta.
  2. Agregamos el huevo batido al azúcar con mantequilla.
  3. A continuación Incorporamos la harina sin gluten, el jengibre rallado, la ralladura de limón y levadura de repostería a la mezcla anterior. Mezclaremos bien los ingredientes hasta conseguir una masa bastante compacta.
  4. Con la masa anterior formaremos una bola y la envolveremos en papel film. La guardaremos en la nevera al menos una hora o 20 minutos en el congelador. El objetivo de este paso es conseguir que las grasas presentes en la masa se enfríen para que al hacer las galletas nos sea más fácil darles forma sin que se rompa la masa.
  5. Trascurrida una hora sacaremos la masa de la nevera y pondremos a precalentar el horno a 180 grados centígrados. Encima de  un papel de horno estiraremos la masa. El grosos debe ser aproximadamente de medio centímetro.
  6. Ahora utilizaremos los moldes cortadores que hemos escogido con forma humana para cortar la masa estirada y formar las galletas.
  7. Horneamos a 180 ºC durante 15 minutos aproximadamente minutos o hasta que los bordes de las galletas estén tostados.
  8. Dejamos enfriar completamente las galletas antes de decorarlas.

Para decorar las galletas

  1. Para decorar las galletas vamos a preparar la glasa. Para ello, primero hay que montar la clara de huevo con unas varillas eléctricas. Batimos hasta que empiecen a blanquear y tomar consistencia.
  2. En ese momento, añadimos el zumo de limón y seguimos batiendo.
  3. Añadimos el azúcar glas, poco a poco, mientras se siguen montando las claras. Batimos hasta que la glasa adquiera una consistencia firme y no se caiga al levantarla con las varillas.
  4. Finalmente, pondremos la glasa dentro de una manga pastelera con boquilla fina para poder decorar las galletas. Si tenéis colorante alimentario podéis añadir unas gotitas a la glasa para cambiar su color.

 

Accesorios para hacer las galletas

Consideraciones finales

  • Si utilizáis aceite de coco en vez de mantequilla o margarina vegetal para elaborar las galletas conviene tenerlo en estado líquido para preparar la masa de galletas. Después, la masa se deja reposar en la nevera para que esta grasa se enfríe y al hacer las galletas la masa no se rompa.
  • La harina escogida para esta receta es la avena certificada sin gluten integral porque aporta sabor a las galletas y un toque integral. No obstante, podéis cambiar esta harina por otra harina sin gluten como la de arroz por ejemplo.