Tortitas de limón sin gluten

Tortitas de limón sin gluten

Esta vez proponemos una receta rápida de tortitas. Son una variante a los pancakes de los países anglosajones que hemos preparado con harina de arroz. Se pueden preparar dulces con chocolate o fruta o saladas con lo que más os guste. Van muy bien para desayunos o merienda porque no se tarda mucho en hacerlas.

INGREDIENTES

  • 150 gr. de harina de arroz
  • 1 huevo
  • 200 ml. de alguna bebida vegetal sin gluten
  • Azúcar al gusto o unas gotitas de estevia
  • Media cucharadita de levadura de repostería
  • La ralladura de un limón y su zumo

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 169 de grasas 17.89
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 33,01 g. 11 %
Azúcares 2,69 g. 5 %
Fibra alimentaria 1,00 g. 4 %
Proteínas 3,73 g. 7 %
Grasas 2,09 g. 3 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 0,51 g. 3%
Grasas Nono-Insat. 0,88 g.
Grasas Poli-Insat. 0,51 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 43,76 mg. 15%
Minerales
Cálcio 144,36 mg. 14%
Sodio 142,95 mg. 6%
Potasio 60,61 mg. 3%
Magnesio 19,22 mg. 5%
Fóosforo 84,61 mg. 12%
Zinc 0,50 mg. 5%
Vitaminas
Niacina 1,11 mg. 7%
Tiamina 0,07 mg. 7%
Riboflavina 0,13 mg. 13%
Vitamina B-6 0,19 mg.
Vitamina B-12 0,40 μg. 13%
Vitamina C 1,82 mg. 3%
Vitamina D 0,71 μg. 14%
Vitamina K 0,13 μg.
Vitamina E 0,39 mg. 3%
Ácido Fólico 8,82 μg. 4%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. Ponemos todos los ingredientes menos la ralladura de la piel del limón en el vaso de la batidora. Batir hasta que la masa quede muy lisa, homogénea y sin grumos.
  2. Añadimos la ralladura de limón a la mezcla y removemos con una cuchara para que quede integrada en la masa. Dejamos reposar la masa unos minutos para que coja consistencia.
  3. Calentamos una sartén a fuego medio-alto, untada con un poco de aceite de oliva.
  4. Con una cuchara vamos echando la masa en la sartén. Dejamos dorar un par de minutos, hasta que empiecen a salir burbujas en la superficie. Damos la vuelta con una espátula y dejamos dorar por el otro lado un minuto más.
  5. Servimos la tortita calentita.

VARIANTE

  • Se puede hacer una versión salada de las tortitas sin añadir azúcar ni estevia. Se puede añadir una pizca de sal a la masa. Están muy ricas con  jamón york y queso fundido.
Tarta fría de 2 chocolates sin gluten y sin lácteos

Tarta fría de 2 chocolates sin gluten y sin lácteos

En est entrada traemos una receta dulce y fría ideal para el verano. Se trata de la adaptación de la tarta fría de tres chocolates a su versión sin gluten y también sin lácteos. A los niños les encanta. Y lo mejor es que no necesitas horno para preparar esta tarta.

INGREDIENTES

Para la base:

  • 200 gr. de galletas sin gluten del tipo maría
  • 100 gr. de margarina vegetal no hidrogenada o de aceite de coco virgen

Para la cobertura de la primera capa:

  • 150 gr. de chocolate negro sin leche y sin gluten (mejor si es especial para fundir)
  • 200 ml. de alguna crema vegana sin gluten (el equivalente a la nata para cocinar) como por ejemplo la de arroz, soja, anacardos, coco o almendras.
  • 200 ml. de alguna bebida vegetal como por ejemplo la de arroz.
  • 1 sobre de cuajada en polvo

Para la cobertura de la segunda capa:

  • 150 gr. de chocolate blanco vegano. Nosotros hemos utilizado este.
  • 200 ml. de alguna «nata» vegana sin gluten como por ejemplo la de arroz, soja, anacardos, coco o almendras.
  • 200 ml. de alguna bebida vegetal como por ejemplo la de arroz.
  • 1 sobre de cuajada en polvo

Para decorar (opcional):

  • cacao en polvo
  • almendras laminadas o troceadas

PREPARACIÓN

  1. Para empezar vamos a preparar la base de galletas de la tarta. Para ello trituraremos las galletas sin gluten con la ayuda de un robot de cocina. Tenemos que triturar las galletas hasta obtener un polvo fino.
  2. En segundo lugar añadiremos a las galletas trituradas la margarina o aceite de coco. Si utilizáis aceite de coco este debe estar líquido. Hay que mezclar bien la grasa con las galletas. Cuando esté todo bien mezclado, colocaremos esta mezcla formando una capa fina de galletas trituradas en un molde de 23 cm. Aplanaremos bien la capa de galletas para que quede compacta con una cuchara, tenedor o lengua de gato. Si utilizáis aceite de coco no es necesario el horneado, puesto que al enfriar el aceite este solidifica.
  3. Este paso es opcional. A mi me gusta que la base de galletas de la tarta quede bien crujiente y no blanda. Para ello, se puede hornear durante 5-7 minutos la base de la tarta a 180 grados. Transcurrido el tiempo de horneado sacar el molde del horno de dejar enfriar.
  4. Guardar la base de galletas en la nevera un par o tres de horas.
  5. El siguiente paso es empezar a preparar la cobertura de chocolate negro. Para ello pondremos en un cazo a calentar la «nata» vegana y 100 mililitros de bebida vegetal. Añadiremos el chocolate negro hasta que se derrita.
  6. Por otro lado, dejaremos los otros 100 ml. de bebida vegetal aparte para  disolver el sobre de cuajada vigilando que no queden grumos.
  7. Añadimos el resto de la bebida vegetal con la cuajada disuelta y llevamos sin dejar de remover a ebullición, cociendo la mezcla durante dos minutos más o menos. Tenemos que ir removiendo para que no se pegue la mezcla al fondo del cazo. Es importante que hierva para que la cuajada haga su trabajo y la crema quede cuaje.
  8. Vertemos la crema de chocolate negro encima de la base de galletas y dejamos reposar para que vaya cuajando. Cuando la mezcla se haya enfriado un poco colocamos la tarta en la nevera unas tres horas.
  9. Pasamos ahora a preparar la capa de cobertura de chocolate blanco vegano. El procedimiento es el mismo que hemos explicado para hacer la capa de chocolate negro.
  10. Cuando tengamos la última capa de la tarta, la guardaremos en la nevera al menos tres horas más. Serviremos la tarta bien fría.
  11.  

VARIANTES

  • Aunque lo normal es utilizar galletas de tipo maría para la base de a tarta, podéis probar con galletas del tipo «cookies» es decir con trocitos de chocolate.
  • Si no queréis o no podéis encontrar chocolate blanco vegano podéis sustituir esta capa por una de crema pastelera sin leche. Para elaborar la crema pastelera sin leche hay que sustituir la leche por alguna bebida vegetal. Para conseguir que adquiera una textura fina se añade al final, antes de que la crema hierva, 3 o 4 láminas de gelatina previamente hidratadas.
Kolokithokeftedes sin gluten

Kolokithokeftedes sin gluten

Encontré esta receta griega hojeando un blog de recetas. Nada más verla supe que no sería difícil hacer una versión sin gluten que pudiéramos tomar todos en casa. Y dicho y hecho. Si miráis la receta original veréis que utiliza harina de trigo y pan rallado. Para conseguir la versión sin gluten sólo hay que sustituir la harina de trigo por una harina sin gluten (nosotros usamos arroz) y el pan rallado por un preparado sin gluten para empanar. A continuación tenéis la receta.

INGREDIENTES

  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 100 gr. de queso feta
  • 100 gr. de rulo de cabra
  • 1 huevo
  • eneldo fresco
  • perejil fresco
  • 75 gr. de harina de arroz
  • 60 gr. de mezcla de pan rallado sin gluten o de harina de maíz triturada gruesa para empanar
  • 1 pizca de sal
  • aceite de oliva para freir

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 122 de grasas 42.83
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 14,40 g. 5 %
Azúcares 2,52 g. 5 %
Fibra alimentaria 1,42 g. 6 %
Proteínas 5,31 g. 11 %
Grasas 5,00 g. 8 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 3,09 g. 15%
Grasas Nono-Insat. 1,18 g.
Grasas Poli-Insat. 0,36 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 30,90 mg. 10%
Minerales
Cálcio 77,05 mg. 8%
Sodio 255,38 mg. 11%
Potasio 169,60 mg. 8%
Magnesio 20,85 mg. 6%
Fóosforo 110,62 mg. 16%
Hierro 0,13 mg. 1%
Zinc 0,74 mg. 7%
Vitaminas
Niacina 0,62 mg. 4%
Tiamina 0,08 mg. 8%
Riboflavina 0,19 mg. 19%
Vitamina B-6 0,22 mg.
Vitamina B-12 0,22 μg. 7%
Vitamina C 8,25 mg. 14%
Vitamina D 0,17 μg. 3%
Vitamina K 1,94 μg. 3%
Vitamina E 0,16 mg. 1%
Ácido Fólico 21,94 μg. 11%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar lavamos el calabacín y la cebolla. A continuación los pelamos y rallamos finamente.
  2. Colocamos el calabacín y la cebolla rallados dentro de un colador para que vayan dejando el exceso de líquido durante unos 30 minutos.
  3. El siguiente paso es lavar y secar el eneldo y perejil. Después de secarlo cortaremos las hierbas en trocitos pequeños.
  4. En un bol machacamos el queso feta y el rulo de cabra. A continuación añadimos las hierbas picadas finas, un huevo, el pan rallado sin gluten y la harina de arroz. Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla espesa y homogénea.
  5. Después colocamos en otro recipiente el calabacín y la cebolla escurridos. Salpimentamos al gusto. Finalmente, añadimos la mezcla anterior al calabacín y cebolla rallados. Mezclamos bien.
  6. Calentamos aceite de oliva en una sartén. Con un par de cucharas cogemos porciones de la masa y las colocamos en la sartén para freír por ambos lados. Cuando cada porción esté dorada la retiramos del fuego y dejamos escurrir el exceso de aceite en papel de cocina.

 

Consideraciones finales

  1. Nosotros no utilizamos una mezcla de pan rallado certificada sin gluten. El motivo es que muchas de estas mezclas tienen ingredientes que no deseamos. En su lugar hemos utilizado  harina de maíz para empanar. Se trata de una harina triturada más gorda que va muy bien. Tiene un sabor muy rico y se puede utilizar en cualquier tipo de rebozado. Podéis ver la que hemos utilizado abajo en la foto.
  2. Nos sobraron algunos Kolokithokeftedes que guardamos en la nevera para el día siguiente. Tras calentarlos estaban igualmente ricos. Lo comento porque a veces, algunas recetas sin gluten, no están tan buenas pasadas unas horas después de su elaboración. Algunas masas sin gluten tienen a secarse rápidamente. No es el caso de esta rica receta griega.
Coca de aceite sin gluten

Coca de aceite sin gluten

La coca de aceite es una receta tradicional que solía comer cuando era pequeña. Esta coca se prepara en el litoral mediterráneo y se podría considerar una variedad de la focaccia italina. Se trata de una receta salada, que se puede tomar sola o se puede acompañar con hierbas aromáticas, verduras, tomates cherry etc. La masa de la coca de aceite es una masa levada con bastante aceite. En esta entrada os proponemos una variante sin gluten de esta receta tradicional.

INGREDIENTES

  • 200 gr. de harina de Arroz

  • 100 gr. de harina de Arroz Integral

  • 100 gr. de harina de Avena certificada sin gluten

  • 100 gr. de fécula de patata 

  • 400 ml. de agua 

  • 5 gr. de levadura de panadero seca o 20 gr. de levadura fresca

  • 50 ml de aceite de oliva suave

  • 10 gr. de sal

  • 20 gr. de psyllium en polvo

  • Una pizca de goma xantana (un cuarto de cucharadita de postre)

  •  Un poco de aceite de oliva extra virgen

  • un poco de sal gorda

  • Orégano.

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 230 de grasas 49.95
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 41,97 g. 14 %
Azúcares 0,10 g. 0 %
Fibra alimentaria 4,33 g. 17 %
Proteínas 3,79 g. 8 %
Grasas 5,83 g. 9 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 0,82 g. 4%
Grasas Nono-Insat. 3,83 g.
Grasas Poli-Insat. 0,68 g.
Minerales
Cálcio 12,71 mg. 1%
Sodio 443,32 mg. 18%
Potasio 65,13 mg. 3%
Magnesio 17,64 mg. 5%
Fóosforo 61,75 mg. 9%
Zinc 0,52 mg. 5%
Vitaminas
Niacina 1,94 mg. 12%
Tiamina 0,28 mg. 28%
Riboflavina 0,10 mg. 10%
Vitamina B-6 0,16 mg.
Vitamina B-12 0,00 μg.
Vitamina C 0,01 mg.
Vitamina K 3,23 μg. 4%
Vitamina E 0,79 mg. 7%
Ácido Fólico 48,26 μg. 24%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PROCEDIMIENTO

  1. Primero vamos a hace un poolish. Tomaremos 100 ml de agua tibia y 100 gr de harina de arroz y los mezclaremos en un bol. Estas cantidades de harina y agua se quitan de las cantidades totales de agua y harina de la lista de ingredientes de la receta.  Añadiremos la levadura y lo mezclaremos hasta que esté homogéneo. Lo dejaremos reposar hasta que empiece a dar señales de que está fermentando ( aumento de volumen y burbujas o espuma).
  2. A continuación, vamos a mezclar el resto del agua tibia, con las harinas, la sal y el aceite. Amasaremos hasta tener una pasta uniforme y añadiremos el poolish, el psyllium y una pizca de goma xantana. Seguiremos mezclando hasta que la masa sea uniforme. Si usamos robot de amasado o panificadora, dejaremos que amase durante unos 10 minutos.
  3. Tomaremos un molde para pasteles redondo, lo untaremos con aceite de oliva extra virgen. Nos untaremos las manos en agua para que no se nos pegue la masa en ellas y extenderemos la masa en el molde. Untaremos la masa con aceite de oliva extra virgen, usando de nuevo las manos aplanando bien la masa. Finalmente espolvorearemos con sal gorda y orégano.
  4. Dejaremos fermentar la masa hasta que doble de volumen. Una buena idea es dejarla fermentar en el horno (apagado) ya que no hay corrientes de aire. Antes de arrancar o encender el horno sacaremos el molde del horno.
  5. Una vez tengamos la masa fermentada, precalentaremos el horno a 200º y hornearemos 20 minutos aproximadamente.
  6. Si quieres, antes de hornear puedes poner cebolla cortada finita, tomates cherry o queso rallado para hacer foccaccia. Pero la coca sola ya está deliciosa.
Crespells sin gluten

Crespells sin gluten

Los crespells son unas galletas dulces mallorquinas que se preparan normalmente durante la Semana Santa y Pascua. Con frecuencia, los crespells se hacen a partir de la masa que sobra al hacer robiols (empanadillas dulces rellenas típicamente de cabello de ángel o requesón que también suelen hacerce durante la Semana Santa). Como muchas otras recetas mallorquinas, una de las grasas que se utiliza para prerarar los crespells es la manteca de cerdo. Habitualmente los crespells se elaboran con harina de repostería. En esta entrada os ofrecemos una variante sin gluten de estas galletas.

INGREDIENTES

  • 200 gr. de harina de arroz
  • 70 gr. de fécula de patata o de almidón de maíz
  • 50 gr. de zumo de naranja
  • 50 gr. de aceite de oliva suave
  • 50 gr. de manteca de cerdo
  • 1 yema de huevo
  • 80 gr. de azúcar glas
  • la ralladura de un limón 

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 436 de grasas 178.87
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 58,59 g. 20 %
Azúcares 16,11 g. 32 %
Fibra alimentaria 0,93 g. 4 %
Proteínas 3,09 g. 6 %
Grasas 20,87 g. 32 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 5,65 g. 28%
Grasas Nono-Insat. 11,97 g.
Grasas Poli-Insat. 2,42 g.
Colesterol 60,71 mg. 20%
Minerales
Cálcio 11,10 mg. 1%
Sodio 2,57 mg.
Potasio 53,29 mg. 3%
Magnesio 14,62 mg. 4%
Fóosforo 57,52 mg. 8%
Zinc 0,43 mg. 4%
Vitaminas
Niacina 1,03 mg. 6%
Tiamina 0,07 mg. 7%
Riboflavina 0,04 mg. 4%
Vitamina B-6 0,19 mg.
Vitamina B-12 0,09 μg. 3%
Vitamina C 4,76 mg. 8%
Vitamina D 0,50 μg. 10%
Vitamina K 5,78 μg. 8%
Vitamina E 1,59 mg. 13%
Ácido Fólico 11,33 μg. 6%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar vamos a mezclar las harinas, féculas, azúcar y ralladura de limón. A continuación, añadiremos a las harinas la yema de huevo y el resto de líquidos. Es decir vamos a añadir el aceite de oliva el zumo de naranja y la manteca de cerdo que debe estar bien blandita. Para que la manteca de cerdo esté blandita hay que dejarla un tiempo antes de usarla fuera de la nevera.
  2. Amasar unos minutos hasta conseguir que todos los ingredientes queden bien integrados. Formar una bola con la masa. Taparla con papel film y guardarla en la nevera al menos una hora hasta que la masa se haya endurecido. Así podremos trabajar la masa y darle la forma de crespells.
  3. Sacaremos la masa de la nevera y mientras preparamos los crespells vamos a precalentar el horno a 170 o 180 grados centígrados (dependiendo del horno).
  4. A continuación vamos a extender la masa encima de una superficie lisa. Dejaremos un grosor aproximado de 1 cm.
  5. Utilizaremos los cortadores de formas para ir haciendo los crespells. Iremos colocando los crespells en la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado.
  6. Cuando hayamos acabado de dar forma a los crespells hornearemos los crespells unos 20-25 minutos o hasta que los crespells empiecen a dorarse.
  7. Sacaremos del horno y dejaremos enfriar.
  8. Finalmente, decoraremos con azúcar glas.

 

VARIANTES

  • Si queréis hacer una versión sin azúcar, podéis sustituir el azucar que se pone en la masa por xilitol (azúcar de abedul).
  • Otra posiblidad consiste en combinar harina de arroz con harina de maiz. La proporción puede ser mitad y mitad.
Dominar la fermentación, la clave para un mejor pan

Dominar la fermentación, la clave para un mejor pan

Ya dedicamos una entrada a hablar de la Levadura y su papel en el proceso de elaboración del pan. Lo más importante que debemos comprender es que la levadura panadera se compone de organismos vivos y que durante la fermentación hacen las siguientes cosas:

  1. Consumen los carbohidratos de los azúcares y almidones convirtiéndolos en alcoholes.
  2. Generan dióxido de carbono, que se acumula en la masa generando la miga.
  3. Se reproducen. Y finalmente ….
  4. Mueren durante el horneado.

Un pan bien fermentado va a tener por una parte menos concentración de azúcares y almidones, por otra parte tendrá mejor sabor – sabor a pan – y una miga más esponjosa. Así pues, queremos que nuestra masa fermente bien.  La pregunta es :

¿Cómo conseguir una buena fermentación al hacer un pan sin gluten?

Para conseguir una buena fermentación necesitamos combinar bien 4 factores que tienen una importancia clave.

  1. Ingredientes. 

Para una buena fermentación necesitas partir de los ingredientes adecuados. No podemos esperar que una masa hecha exclusivamente con harinas proteicas, como la garbanzo o la soja, fermente con facilidad. Por eso usamos mezclas de harinas que combinan distintas propiedades. En general siempre recomendamos que vuestra mezcla de harinas tenga un mínimo de un 25% de féculas (cómo la fécula de patata o almidón de maíz -maizena- o almidón de yuca ). Si nos pasamos  con la proporción de féculas – más del 50% vamos a tener un pan – en nuestra opinión – poco nutritivo y con demasiados carbohidratos rápidos. Esos panes que al poco tiempo de comerlos vuelves a tener hambre. Por otra parte hay que usar levadura de panadero, ya sea fresca o seca. Una de las preguntas que nos hacéis habitualmente se refiere a la cantidad de levadura que hay que poner en la masa. Si tantos gramos de levadura fresca equivalen a tantos gramos de levadura seca, etc… Os voy a contar un secreto: !No importa la cantidad exacta de levadura que uses!  Lo importante es que la levadura esté activa. Y para ello tenemos que pasar al apartado de procedimientos.

2.Procedimientos

Atención a la siguiente frase: Para tener una buena fermentación no hay que poner levadura en la masa. Para tener una buena fermentación en la masa hay que hacer una pre-fermentación. Una pre-fermentación es una mezcla de agua, harinas y levadura, que dejamos fermentar y activar antes de mezclarlo en la masa. Al usar una pre-fermentación la levadura va a estar un tiempo fermentando, con lo que la levadura se va a estar reproduciendo. Por eso no es tan importante que cantidad de levadura ponemos. !Lo importante es que el pre-fermento suba! Antes de empezar a escribir esta entrada he mezclado 150 ml. de agua con unos 100 gr. de harina de arroz y unos cuantos gránulos de levadura. No los he medido ni pesado, he echado un poco por encima de la mezcla. Lo he removido bien y lo he dejado reposar. Podéis ver arriba una foto de como está ahora, una hora y media después. Está claro que ha subido, ¿no? Ahora sabemos dos cosas:

  1. Está claro que la levadura está activa.
  2. Las levaduras se han reproducido y están por todas partes en este pre-fermento. Hay mucha más levadura de la que he echado.

Puedes usar pre-fermentos de tres formas:

  1. Haz una espumada. Es la opción rápida para cuando tienes prisa. Simplemente añade un poco de azúcar a la mezcla de agua harina y levadura. Si además el agua está templada ( a unos 30 grados, no más) en 10 minutos seguramente ya verás resultados. No obstante no lo recomendamos porque, a veces tarda más y a veces el azúcar deja algo de sabor dulce en el pan. Aquí tienes información detallada sobre la espumada.
    1. Haz un poolish. Es lo que he hecho ahora, 150 ml de agua, 100 gr de alguna harina o fécula, un poco de levadura del tipo que sea. Remover bien. Y un poco de paciencia. Aquí tienes información detallada sobre el poolish.
  2. Créate una masa madre.  Haz un poolish, usa la mitad para tu pan. Añade un poco de agua y harina, guárdalo en un tupper cerrado en la nevera. Cuando vuelvas a hacer pan, saca el tupper de la nevera. Usa la mitad de la mezcla para hacer un prefermento con un poco de harina y agua. Añade un poco de harina y agua, remueve y vuelve a guardarlo en la nevera. De esta forma ahorras ya que no gastas levadura.

Cuando añadas el pre-fermento a la masa debes tener en cuenta que este contiene agua y harinas, y afecta a las proporciones de tu receta. Finalmente la masa se tiene que remover bien. No basta con amasar 5 minutos. Los panes sin gluten son panes más hidratados que los panes con harina de trigo. La masa es más una pasta que una masa y hay que usar una máquina para amasar. ya sea una panificadora o un robot de amasado. Seguramente leerás por ahí que hay que amasar a mano, bien cuando hagas pan con harina de trigo amasa a mano. Estas en la liga del pan sin gluten y se amasa a máquina, 15 minutos como mínimo, punto. Los que uséis panificadora, usadla sólo para amasar. Cuando termine el amasado, verted la masa en un molde untado en aceite para hacer la fermentación y la cocción allí.

Temperatura

La levadura necesita una temperatura adecuada para hacer su trabajo. Esta temperatura está entre los 20 y los 35 grados. Si subimos por encima de los 40 grados la levadura empieza a morir, A más frio más dormida está la levadura y la cosa no funciona. Si en casa estamos a más de 25 grados, pues no te preocupes la levadura va a funcionar a la perfección. Pero en invierno la cosa es más difícil. El truco para fermentar la masa en invierno. En invierno, cuando la temperatura de casa está por debajo de los 20 grados usamos un truco. Calentamos un poco el horno, uno minutos. Entonces apagamos el horno, metemos el molde con la masa en el horno y dejamos fermentar. 

Tiempo de fermentación 

¿Cuanto tiempo tiene que fermentar la masa? !Pues el que haga falta! En verano pueden ser 40 minutos y la masa ya ha doblado su tamaño. Según como una fermentación puede durar varias horas, entre 2 y 5. Hay quien deja la masa fermentando en la nevera durante un día entero. Lo importante es que se cumplan las siguientes condiciones:

  1. Que el pre-fermento esté activo.
  2. Que la masa se mezcle bien.
  3. Esperar a que la masa doble su volumen.  El tiempo y la temperatura son las dos variables con las que tienes que jugar para conseguir este objetivo.