En esta receta os proponemos un pan de elaboración lenta que necesita de un poolish que se va a dejar reposar toda la noche, para poder elaborar el pan al día siguiente. Para este pan hemos escogido harinas integrales (avena certificada sin gluten y arroz integral) y hemos añadido harina de nueces y lino. El resultado final es un pan oscuro (por la presencia del lino molido) con una miga esponjosa.

¿Para que sirve el poolish que se deja reposar toda la noche?

El poolish es un prefermento que dejamos varias horas reposando. Esta fermentación larga modifica las propiedades nutritivas y el sabor de la masa, haciendo que el pan resultante se parezca más al pan de antes. Usando un poolish obtenemos un pan con un sabor más intenso, más parecido a los panes antiguos de pueblo, elaborados artesanalmente. Cuando preparamos la masa usando un poolish la levadura ya está activa y repartida de forma muy homogénea por toda la masa, con lo que las siguientes fermentaciones se producen en mejores condiciones que con una simple espumada. Y, además evitamos añadir azúcar al pan. Ver, ¿Cómo se hace pan sin gluten? Parte 2: técnicas básicas, espumada o “poolish” para más información.

INGREDIENTES

  • 420 ml. de agua tibia
  • 150 gr. de harina de avena certificada sin gluten
  • 100 gr. de harina de arroz integral
  • 50 gr. de harina de trigo sarraceno
  • 50 gr. de nueces molidas (deben formar una harina fina)
  • 160 gr. de fécula de patata
  • 15 gr. de lino molido
  • 5 gr. de psyllium
  • 8 gr. de sal
  • 1 sobre de levadura panadera seca
  • (opcional) Semillas de lino para decorar
  • (opcional) 1 cuarto de cucharadita de café de goma xantana
Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 180 de grasas 21.24
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 36,72 g. 12 %
Azúcares 0,51 g. 1 %
Fibra alimentaria 3,18 g. 13 %
Proteínas 4,73 g. 9 %
Grasas 2,48 g. 4 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 0,40 g. 2%
Grasas Nono-Insat. 0,60 g.
Grasas Poli-Insat. 0,58 g.
Colesterol 0,57 mg.
Minerales
Cálcio 20,55 mg. 2%
Sodio 374,67 mg. 16%
Potasio 109,13 mg. 5%
Magnesio 36,64 mg. 10%
Fóosforo 101,71 mg. 15%
Zinc 0,80 mg. 8%
Vitaminas
Niacina 1,17 mg. 7%
Tiamina 0,30 mg. 30%
Riboflavina 0,10 mg. 10%
Vitamina B-6 0,07 mg.
Vitamina B-12 0,02 μg. 1%
Vitamina C 0,00 mg.
Vitamina D 0,07 μg. 1%
Vitamina K 0,88 μg. 1%
Vitamina E 0,13 mg. 1%
Ácido Fólico 44,27 μg. 22%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. El primer paso es preparar un poolish. Para ello tomaremos 100 gr. de agua, 100 gr. de harina de arroz integral y la levadura panadera de la lista de ingredientes. Ver ¿Cómo se hace Pan Sin Gluten? Parte 2: técnicas básicas espumada o “poolish”. El poolish debe dejarse reposar a temperatura ambiente toda la noche (o bien 8 horas aproximadamente).
  2. Si tienes las nueces enteras hay que triturarlas con un robot de cocina hasta conseguir una harina fina.
  3. Pasadas las 8 horas o al día siguiente, mezclaremos el lino molido, con el psyllium y 100 ml. de agua que tomaremos de la lista de ingredientes. Dejaremos reposar unos minutos esta preparación hasta que se forme una especie de pasta o gel. Añadiremos esta mezcla al poolish que hemos preparado la noche anterior.
  4. A continuación, añadiremos a la preparación anterior las harinas con el resto de ingredientes líquidos de la lista de ingredientes. Si usamos goma xantana añadiremos el cuarto de cucharadita de café de goma xantana a las harinas. Mezclar hasta conseguir una pasta homogénea.
  5. Con las manos previamente mojadas para evitar que la masa se pegue, colocaremos la masa en un molde forrado con papel de hornear. Le daremos forma sin manosear la masa demasiado. No es importante que quede perfecta. Podemos mojar ligeramente la superficie de la masa con agua y añadir semillas de lino para decorar.  Dejaremos fermentar la masa cubriendo el molde con papel film hasta que la masa haya doblado su volumen.
  6. Mientras la masa fermenta, precalentaremos el horno a 220 grados centígrados. Cuando la masa haya doblado su volumen, la pondremos a hornear con calor sólo por abajo y al introducir la masa en el horno bajaremos la temperatura a 200 grados. Hornearemos unos 45 minutos. Transcurrido este tiempo, sacaremos el molde del horno para desmoldar el pan y lo volveremos a introducir en el horno 15 minutos más. Bajaremos la temperatura del horno a 180 grados aproximadamente.
  7. Sacaremos el pan del horno y lo dejaremos enfriar encima de un trapo de cocina.

Para moler las nueces u otros frutos secos o semillas podéis utilizar un molinillo como el que hay a continuación.