Coca de trampó (verduritas)

Coca de trampó (verduritas)

En esta entrada os proponemos preparar una coca de verduritas. Se trata de una adaptación sin gluten ni lácteos de la típica coca de trampó mallorquina. Vamos a proponer dos versiones de la receta para que experimentéis. Una versión llevará una masa levada para los que prefiráis una base más esponjosa. La otra versión la haremos con masa sin levar, tal como se hace tradicionalmente para que esté muy fina y crujiente.
Es importante que la masa tenga muy buen sabor. Por esto también os propondremos distintas alternativas en función de los sabores que os gusten más.

Ingredientes para la masa

• 160 ml. de agua templada
• 110 gr. de harina de arroz
• 40 gr. de harina de arroz integral
• 50 gr. de fécula de patata
• (o bien 35 gr. de fécula de patata y 15 gr. de almidón dulce de yuca)
• 40 gr. de harina de trigo sarraceno
• 40 gr. de harina de garbanzo
• 1 ½ cucharadas (unos 18 gramos) de psyllium
• 1 cucharadita de sal
• 80 ml. de aceite de oliva
• ½ sobre levadura panadera seca
• 1 cucharada de azúcar
• ¼ de cucharadita de goma xantana (opcional)

Ingredientes para el trampó (cobertura)

• 2 pimientos verdes
• 1 pimiento rojo
• 1 cebolla grande
• 2 tomates maduros
• Sal al gusto
• Pimienta negra al gusto
• Pimentón rojo al gusto
• Aceite de oliva al gusto

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 150 de grasas 64.15
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 19,75 g. 7 %
Azúcares 2,81 g. 6 %
Fibra alimentaria 3,09 g. 12 %
Proteínas 2,39 g. 5 %
Grasas 7,48 g. 12 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 1,08 g. 5%
Grasas Nono-Insat. 4,06 g.
Grasas Poli-Insat. 1,16 g.
Minerales
Cálcio 14,48 mg. 1%
Sodio 99,32 mg. 4%
Potasio 167,79 mg. 8%
Magnesio 20,98 mg. 6%
Fóosforo 43,51 mg. 6%
Zinc 0,38 mg. 4%
Vitaminas
Niacina 0,97 mg. 6%
Tiamina 0,12 mg. 12%
Riboflavina 0,06 mg. 6%
Vitamina B-6 0,19 mg.
Vitamina B-12 0,00 μg.
Vitamina C 40,21 mg. 67%
Vitamina K 3,61 μg. 5%
Vitamina E 0,49 mg. 4%
Ácido Fólico 40,36 μg. 20%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

Preparación

Paso 0

Vamos a mezclar todas las harinas y almidones de la lista de ingredientes. Esta mezcla será nuestra mezcla panificable para elaborar esta receta.

A continuación, vamos a espumar la levadura. Pondremos en  un vaso unos 40 ml. de agua templada. Añadiremos el azúcar, la levadura y dos cucharaditas de nuestra mezcla de harinas. Lo dejaremos reposar mientras preparamos el resto de ingredientes.

NOTA IMPORTANTE:

Los ingredientes que usamos en este paso se restan de las cantidades que especificamos en la lista de ingredientes, de esta forma cuando vertamos el espumado a la masa no alteraremos las proporciones de la receta. O sea, que si hemos usado 40 ml. de agua para el espumado, estos 40 ml. se restan (o se sacan directamente) de los 160 ml. de la lista de ingredientes.

Paso 1

Mezclaremos el resto del agua de la lista de ingredientes con el aceite. Mezclaremos, a parte, el resto de la mezcla de harinas, la sal y el psyllium. En la amasadora ( a mano o a máquina) echaremos primero los líquidos, luego poco a poco iremos echando la mezcla de harinas. Después de amasar 6 ó 7 minutos, echaremos la levadura espumada del paso 0 y amasaremos unos 4-5 minutos más.

Colocaremos la masa haciendo una bola en un cuenco grande y la cubriremos con un paño húmedo o papel film. Dejaremos reposar entre una hora y una hora y media hasta que haya doblado su volumen.

En caso de no usar levadura obviamente no dejaremos reposar la masa puesto que no va a fermentar.

Paso 2

Mientras tanto, cortaremos los ingredientes del trampó pequeños, en trocitos de un cm de lado como máximo. Los mezclaremos en una ensaladera donde los aliñaremos con sal, pimienta, pimentón (no os paséis)  y lo dejaremos reposar macerando hasta que la masa esté lista.

Paso 3

Vamos a cubrir una bandeja del horno con papel de hornear que untaremos ligeramente con aceite de oliva.

Pre-calentaremos durante 15 minutos el horno a 180º calentando solo desde abajo.

Extenderemos la masa en la bandeja de forma uniforme y usaremos un tenedor para hacer pequeños agujeros en la masa para que pierda la mayor parte del gas. Esta coca es delgada. Al igual que con la masa de pizza podéis elegir entre untar el papel con aceite o con harina. Con aceite queda más crujiente.

Extendemos la masa y vamos pinchando con el tenedor para desgasificar la masa.

Una vez tenemos la masa extendida y perforada vamos a poner las verduras (el trampó) encima de la masa. Vamos a tener cuidado de colocar las verduras secas, el líquido que haya podido generar y el aceite no lo queremos encima de la coca. O sea, los líquidos mejor que queden en la ensaladera.

Colocamos el trampó sobre la masa antes de hornear.

Paso 4

Vamos a hornear durante 30-35 minutos a 180º para que la masa quede bien cocida y crujiente.

Sin abrir el horno  vamos a bajar la temperatura a 170º y daremos calor por arriba y abajo, y si tenemos turbo – o ventilación interna – lo colocamos también. Ahora va a tocar vigilar y retirar cuando veamos que el trampó ya está tostadito.

!Que aproveche!

VARIANTES

El trigo sarraceno y la harina de garbanzo van a añadir proteína y sabor a la receta. Si queremos un sabor más “integral” podemos eliminar el garbanzo y doblar la cantidad de trigo sarraceno. O podemos cambiar cualquiera de estas 2 harinas (garbanzo y trigo sarraceno) por harina de mijo, teff, amaranto… Tu paladar es el que manda y debes ir probando.

La receta original con gluten lleva manteca de cerdo en vez de aceite. Si cambias el aceite por manteca de cerdo (la misma cantidad) tendrás una masa mas crujiente. Calienta ligeramente la manteca al baño maría antes de incorporarla a la masa, para que esté más líquida y se mezcle mejor.

Hay quien no fermenta la masa y va a por una base fina y crujiente. Puedes omitir la levadura, pero no omitas el psyllium o la masa no tendrá estructura y se te romperá al extenderla en la bandeja del horno. El cuarto de cucharadita de goma xantana también ayuda a que la masa no quede quebradiza y se rompa fácilmente.

Tarta de queso de cabra con base de gató de almendras

Tarta de queso de cabra con base de gató de almendras

En esta entrada ofrecemos una variante de tarta de queso horneada elaborada sin harinas de cereales y sin lácteos procedentes de la vaca. Para la base de la tarta hemos utilizado un bizcocho/gató de almendra molida y para el relleno hemos utilizado queso de cabra tierno aunque también se puede utilizar tofú si preferís la opción sin lácteos.

¿Porqué almendras y queso de cabra?

Cada vez hay más gente que hace dietas sin cereales o sin cereales de absorción rápida. La almendra es un fruto seco que se puede utilizar en estas dietas y ofrece muy buenos resultados en la repostería. Lo mismo pasa con los lácteos. Cada vez hay más gente que por problemas de salud o como elección personal abandonan totalmente los lácteos o los limitan a quesos de cabra y oveja. El único ingrediente disruptivo en esta receta es el azúcar. El azúcar y sirope de agave que hemos utilizado en la receta se podría sustituir por estevia.

INGREDIENTES

Para la base de gató de almendra

  • 125 gr. de almendra molida
  • 100 gr. de azúcar de caña integral
  • 3 huevos grandes

Para el relleno

  • 300 gr. de queso de cabra tierno (hemos utilizado un queso tipo rulo de cabra)
  • 100 gr. de azúcar de caña integral o 80 ml. de sirope de agave
  • 4 huevos grandes
  • el zumo de un limón
  • 1 cucharada de postre de kuzu (o bien una cucharada sopera de maicena)

Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 247 de grasas 90.06
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 28,28 g. 9 %
Azúcares 16,63 g. 33 %
Fibra alimentaria 0,27 g. 1 %
Proteínas 10,64 g. 21 %
Grasas 10,51 g. 16 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 5,65 g. 28%
Grasas Nono-Insat. 2,70 g.
Grasas Poli-Insat. 0,77 g.
Grasas Trans 0,01 g.
Colesterol 133,40 mg. 44%
Minerales
Cálcio 62,83 mg. 6%
Sodio 192,18 mg. 8%
Potasio 57,56 mg. 3%
Magnesio 9,21 mg. 2%
Fóosforo 145,23 mg. 21%
Hierro 0,01 mg.
Zinc 0,71 mg. 7%
Vitaminas
Niacina 0,22 mg. 1%
Tiamina 0,05 mg. 5%
Riboflavina 0,28 mg. 28%
Vitamina B-6 0,16 mg.
Vitamina B-12 0,34 μg. 11%
Vitamina C 2,68 mg. 4%
Vitamina D 0,77 μg. 15%
Vitamina K 2,59 μg. 3%
Vitamina E 0,48 mg. 4%
Ácido Fólico 22,02 μg. 11%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

Preparación de la base

  1. Separar las yemas de las claras de huevo. Montar las claras a punto de nieve y reservar.
  2. Batir las yemas de huevo con el azúcar hasta conseguir una pasta homogénea.
  3. Añadir a la mezcla de yemas y azúcar la almendra molida. Mezclar bien.
  4. Ir añadiendo lentamente las claras a punto de nieve a la mezcla anterior con movimientos suaves hasta conseguir una pasta homogénea.
  5. Colocar esta pasta en un molde de horno cubierto con papel vegetal o con aceite de oliva. Intentar que quede una capa lisa y fina de la pasta de almendras. Hornear unos 20-25 minutos a 180 grados centígrados o hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.
  6. Cuando la masa esté cocida dejar enfriar en el molde.

Preparación del relleno

  • Batir los huevos
  • Añadir el queso de cabra y mezclar bien hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Añadir el azúcar o el sirope de agave y seguir mezclando.
  • Diluir la cucharada de kuzu o la maicena en el zumo de limón. Cuando esté bien diluido añadir a la mezcla de queso anterior.
  • Verter esta pasta encima de la base de almendra y hornear durante unos 30-35 minutos a 180 grados centígrados o hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.
  • Sacar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar. Cuando la tarta se haya enfriado guardarla en la nevera.

¿Qué es el kuzu (kudzu) y para que se utiliza en la cocina?

Es una planta trepadora perenne, la cual se enreda en los arbustos y árboles y puede alcanzar grandes alturas. Esta planta posee una enorme raíz, la cual puede llegar a medir más del tamaño de una persona. De la raíz del kuzu es de donde se obtienen las preparaciones medicinales que son muy utilizadas en la medicina tradicional china.

El kuzu  es un ingrediente sumamente popular en Japón, donde es precisamente conocido por su textura delicada, sobretodo por no contener gluten y por ser además muy fácil de digerir.

En la cocina se utiliza como espesante, de manera que una cucharadita de kuzu equivalente a dos cucharadas de harina de trigo o a una cucharada de harina de maíz o de maizena. Y se convierte en un ingrediente ideal para celiacos, ya que no contiene gluten. De hecho, el almidón del kuzu es de mayor calidad que el almidón de trigo, maíz, patata o boniato.

Más información sobre el Kuzu aquí y aquí.

Bizcocho marmolado con harina de quinoa

Bizcocho marmolado con harina de quinoa

Este bizcocho está elaborado íntegramente con harina de quínoa. No contiene ni lácteos ni margarinas, ingredientes habituales en este tipo de bizcochos En su lugar utilizamos aceite de oliva. Por tanto, se trata de un bizcocho sin gluten y sin lácteos. ¿Qué es la quínoa?. La quínoa es un pseudo-cereal que actualmente está muy de moda. Se cultiva en diversos países, sobre todo en la zona de los Andes sudamericanos (Bolivia, Perú, Ecuador…). Como la demanda es alta y la producción no cubre esta demanda, el precio de la quínoa es alto. Existen diversos tipos de quínoa, la roja, la negra y la amarilla.

¿Por qué bizcocho de quínoa?

Porque a nivel nutricional la quínoa es considerada un superalimento. Es una alimento de fácil digestión, rico en fibra y sin gluten. La quínoa es un pseudo-cereal rico en proteínas, pero lo que la caracteriza es que estas proteínas son de alta calidad. La quínoa contiene elevadas cantidades de los ocho aminoácidos considerados esenciales. Destaca por el alto contenido en lisina. Además la cantidad de minerales que contiene, es más alta en general que la cantidad de minerales presente en otros cereales frecuentes como el trigo, el arroz o el maíz.

Ingredientes

  • 175 gr. de harina de quinoa
  • 90 ml. de aceite de oliva
  • 5 huevos
  • 150 gr. de azucar integral
  • 25 gr. de cacao en polvo
  • 7 gr. levadura repostería
Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 351 de grasas 156.76
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 40,84 g. 14 %
Azúcares 22,45 g. 45 %
Fibra alimentaria 2,96 g. 12 %
Proteínas 8,16 g. 16 %
Grasas 18,29 g. 28 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 3,19 g. 16%
Grasas Nono-Insat. 10,90 g.
Grasas Poli-Insat. 2,06 g.
Grasas Trans 0,01 g.
Colesterol 133,43 mg. 44%
Minerales
Cálcio 99,04 mg. 10%
Sodio 146,27 mg. 6%
Potasio 104,29 mg. 5%
Magnesio 22,20 mg. 6%
Fóosforo 97,35 mg. 14%
Zinc 0,71 mg. 7%
Vitaminas
Niacina 0,11 mg. 1%
Tiamina 0,02 mg. 2%
Riboflavina 0,17 mg. 17%
Vitamina B-6 0,07 mg.
Vitamina B-12 0,32 μg. 11%
Vitamina D 0,72 μg. 14%
Vitamina K 7,97 μg. 11%
Vitamina E 2,23 mg. 19%
Ácido Fólico 18,01 μg. 9%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

ELABORACIÓN

 

  1. Precalentar el horno a 160 grados Cº y engrasar con aceite y harina sin gluten el molde para hornear el bizcocho.
  2. En un recipiente, tamizar la harina junto con la levadura de repostería para conseguir airearlas.
  3. Separar las yemas de las claras de huevo. Mezclar las yemas con el azúcar hasta que la mezcla quede cremosa. Añadir entonces el aceite de oliva. Mezclar bien.
  4. Incorporar la harina tamizada a la mezcla anterior y remover lentamente para evitar que la mezcla pierda aire.
  5. Montar las claras a punto de nieve e incorporarlas al preparado anterior lentamente.
  6. Separar la masa en dos partes. En una  de las partes añadir el cacao y mezclar lentamente.
  7. Poner en el molde de hornear una capa sin cacao, luego una capa con cacao y repetir este proceso hasta terminar con toda la masa. O bien, simplemente poner la mezcla sin cacao primero y encima la mezcla con cacao.
  8. Cocer el bizcocho durante unos 50 minutos aproximadamente.

VARIANTE

  • Se puede sustituir la harina de quínoa por otra harina proteica como el garbanzo o la soja.
  • Al utilizar azúcar integral, el bizcocho tiene un tono más oscuro que si se utiliza azúcar refinado. Seguramente no queda tan bonito, pero es más sano.
Recomendaciones para elaborar pan sin gluten rico en nutrientes sin mezclas panificables comerciales

Recomendaciones para elaborar pan sin gluten rico en nutrientes sin mezclas panificables comerciales

En esta entrada vamos a completar la información que publicamos en la entrada ¿Sin gluten y pobre en nutrientes?. Ahora vamos a proponer una guía con los ingredientes básicos para elaborar pan sin gluten rico en nutrientes sin mezclas panificables comerciales. Explicaremos por qué esta selección de ingredientes es mejor que usar una mezcla panificable sin gluten comercial.

El problema de muchos productos sin gluten: la falta de nutrientes

La mayoría de productos o mezclas panificables certificados sin gluten que están disponibles en el mercado no contienen suficientes nutrientes (1), (2), (3). Y el problema es que mucha gente no lo sabe!. Uno de los problemas principales de muchos productos industriales sin gluten es que están elaborados casi exclusivamente con almidones (principalmente de patata y maíz) y azúcares. Algunos de ellos no contienen ninguna harina y además contienen aditivos. En el post ¿Sin gluten y pobre en nutrientes? hablamos de algunos de los problemas para nuestra salud de los alimentos sin gluten elaborados casi exclusivamente con almidones o féculas. A continuación, vamos a completar esta información, dando una guía de harinas o ingredientes básicos que tendríamos que usar para elaborar pan sin gluten rico en nutrientes.
Muchos productos comerciales sin gluten contienen cantidades de vitaminas del grupo B y de algunos minerales bastante más bajas que los productos equivalentes con gluten basados en harina de trigo integral. También es mas baja la cantidad de fibra  y antioxidantes en los productos sin gluten que en sus equivalentes con gluten (1).

Un problema poco conocido

Esta falta de nutrientes de muchos alimentos sin gluten es un problema que mucha gente desconoce. Lo habitual es que cuando a uno le dicen que tiene que llevar una dieta sin gluten, va al supermercado y compra los productos sin gluten que allí se ofrecen. No sueles pararte a mirar la composición de estos productos.
No obstante, existe un códex estándard elaborado por la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations), con una serie de normas que deben cumplir los alimentos sin gluten elaborados para personas intolerantes al gluten. En dicho códex se afirma que los productos sin gluten deben tener la misma cantidad aproximada de vitaminas y minerales que los productos originales a los que sustituyen (podéis consultar el códex aquí). Por tanto, la conclusión es clara, mientras la mayoría de productos comerciales sin gluten se basen en almidones, harinas refinadas de arroz o maíz y aditivos, estos productos no cumplirán con los requisitos básicos de nutrientes.

¿Por qué se elaboran tantos productos sin gluten a base de almidones o féculas?

Una de las razones por las que se utilizan grandes cantidades de almidones en la elaboración de pan sin gluten, es porque así se consigue con relativa facilidad un pan similar en forma y textura al pan de trigo tradicional. Otra razón es el precio. Los almidones son más baratos que otras harinas de calidad de cereales o pseudo-cereales sin gluten.
Pero, esto no quiere decir que no se pueda elaborar pan y otros productos sin gluten con harinas de calidad. De hecho, el uso de harinas de pseudo cereales como el amaranto, trigo sarraceno o quinoa, que tienen un contenido más alto de proteinas que los almidones y las harinas de arroz y maiz, se pueden usar con éxito en la elaboración de pan sin gluten y mejorar su forma y textura.

¿Entonces, con qué ingredientes elaboramos pan sin gluten rico en nutrientes?

En nuestro libro «Pan sin gluten» proponemos utilizar harinas de cereales, pseudo-cereales y legumbres como ingredientes para elaborar pan sin gluten rico en nutrientes. A continuación completamos esta información, basada en la esta guía:

  • Los almidones (como la maicena o la fécula de patata) no deberían ser el ingrediente principal de los productos sin gluten.
  • Los productos sin gluten basados principalmente en harinas refinadas deberían ser reforzados con vitaminas del grupo B y hierro o bien añadiendo otros ingredientes ricos en nutrientes como las semillas.
  • Las harinas sin gluten de cereales y pseudo-cerelaes y sus mezclas se recomiendan como ingrediente principal en los productos sin gluten.
  • Conviene que alguna de las harinas que se utilicen en la elaboración de pan sin gluten sea una harina protéica (por ejemplo, la harina de garbanzo o la de soja).
  • El uso de ingredientes muy nutritivos como la soja, lupino, castaña, garbanzo o semillas (de girasol, lino, sésamo o calabaza) se recomienda como ingredientes secundarios en los productos sin gluten.
Pan de castaña

Pan de castaña

En esta entrada os proponemos un pan elaborado con harina de castañas. Para esta receta hemos elegido un proceso de elaboración lenta, que necesita varias fermentaciones, es decir, no es un pan que podáis hacer ahora y tenerlo hecho en un par o tres de horas. En contrapartida la elaboración lenta aporta un sabor y cualidades muy especiales a este pan.

Se trata es un pan denso, con una miga consistente y una costra crujiente. Tiene un sabor intenso gracias a la harina de castañas y las fermentaciones lentas.

¿Por qué harina de castañas para elaborar pan?

En primer lugar porque es una harina que se puede obtener fácilmente triturando castañas secas. En segundo lugar porque no contiene gluten. En tercer lugar porque es una fuente importante de fibra. En cuarto lugar porque las castañas son un fruto silvestre rico en carbohidratos de absoción lenta con un índice glicémico más bajo que las féculas o harina de arroz. Y finalmente porque las castañas son una importante fuente de nutrientes y micro-nutrientes para nuestro organismo a diferencia de las féculas o almidones. Podéis leer nuestra entrada sobre «Sin gluten y pobre en nutrientes» aquí.

¿Por qué dos fermentaciones?

El proceso de fermentación lo realizan los microorganismos de que está formada la levadura, alimentándose de los azúcares y almidones presentes en la masa. Durante la fermentación la masa está estática, no se mueve. Por ello no todos los nutrientes están al alcance de las levaduras. Al hacer fermentaciones más lentas, o hacer varias fermentaciones conseguimos una fermentación más completa. Con ello obtenemos un pan con más sabor.

INGREDIENTES
Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 239 de grasas 33.53
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 46,21 g. 15 %
Azúcares 1,06 g. 2 %
Fibra alimentaria 3,49 g. 14 %
Proteínas 5,34 g. 11 %
Grasas 3,91 g. 6 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 0,66 g. 3%
Grasas Nono-Insat. 1,87 g.
Grasas Poli-Insat. 0,92 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 19,58 mg. 7%
Minerales
Cálcio 29,26 mg. 3%
Sodio 258,65 mg. 11%
Potasio 314,55 mg. 16%
Magnesio 36,38 mg. 10%
Fóosforo 86,93 mg. 12%
Zinc 0,58 mg. 6%
Vitaminas
Niacina 1,06 mg. 7%
Tiamina 0,25 mg. 25%
Riboflavina 0,09 mg. 9%
Vitamina B-6 0,26 mg.
Vitamina B-12 0,05 μg. 2%
Vitamina C 3,18 mg. 5%
Vitamina D 0,11 μg. 2%
Vitamina K 1,83 μg. 2%
Vitamina E 0,37 mg. 3%
Ácido Fólico 92,11 μg. 46%

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

ELABORACIÓN

  1. Mezclaremos bien todas las harinas, si tienes ganas las puedes tamizar previamente. Lo metemos todo en un bote y le damos ritmo como si fuera una coctelera.
  2. A continuación, hay que preparar un poolish: en un cuenco mezclaremos 100 ml de agua, la levadura panadera seca y 100 gr. de la mezcla de harinas del paso anterior. Recordad que para preparar un poolish retaremos las cantidades de los ingredientes de la receta original. Lo dejaremos unos 40 minutos o más hasta que la mezcla aumente un 25% de su volumen.  Ver ¿Cómo se hace pan sin gluten? Parte 2: técnicas básicas preparar una espumada o un poolish para más información.
  3. Guardaremos el poolish en la nevera tapado con papel film toda la noche (o bien 8 horas aproximadamente).
  4. A la mañana siguiente sacaremos el poolish de la nevera hasta que se ponga a temperatura ambiente. Mientras tanto, pondremos en la cubeta de la panificadora con el programa de amasado todos los ingredientes sólidos de la receta. Añadiremos a continuación el huevo, el agua y el aceite de oliva, es decir, los ingredientes líquidos. Dejaremos amasar durante unos 5 minutos.
  5. A la mezcla amasada, le añadiremos una cuarta parte de una cuchara de postre de levadura seca. Esto es por si la levadura del poolish que hemos preparado se ha muerto.
  6. Añadiremos a la cubeta de la panificadora el poolish que preparamos el día anterior. Dejaremos amasando unos 10-15 minutos aproximadamente.
  7. Preparamos ahora un cuenco con base redonda donde colocaremos papel vegetal humedecido con aceite.
  8. Nos mojaremos las manos y con las manos húmedas iremos sacando la masa de la cubeta de la panificadora y le iremos dando forma de pelota. Colocaremos esta pelota en el cuenco encima del papel vegetal.
  9. Dejaremos la pasta con forma de pelota para que fermente en un lugar seco hasta que doble su volumen. Normalmente este proceso puede tardar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo puede variar en función de las condiciones de temperatura ambiental.
  10. Rociaremos la superficie de la masa periódicamente con un poco de agua para evitar que la masa se seque demasiado o bien la cubriremos con un paño húmedo.
  11. Cuando la masa haya doblado su volumen, la taparemos con papel film y la meteremos en la nevera para que fermente lentamente toda la noche o bien 8 horas más.
  12. Trascurrido este tiempo la sacaremos de la nevera, daremos forma al pan ( trabajando con suavidad para no degasificar la masa), haremos dos cortes en forma de cruz en medio de la pelota y la pondremos a fermentar de nuevo hasta que aumente un 20-30% su volumen.
  13. Mientras tanto, precalentaremos el horno a 220 grados centígrados y cuando el horno haya alcanzado esta temperatura meteremos la masa de pan para hornear. Introduciremos también un recipiente con un poco de agua en el horno para generar vapor.
  14. Cuando hayan trascurrido 50 minutos de horneado, abriremos un poco el horno para que salga el vapor y volveremos a cerrar la puerta del horno.
  15. Hornearemos 10 minutos más.
  16. Cuando haya transcurrido una hora de horneado, sacaremos el pan del horno. Al sacar el pan del horno lo colocaremos encima de una reja o bien encima de un trapo, pero nunca encima del mármol de la cocina porque el pan caliente genera humedad y peligra que quede humedecido, se reblandezca y por tanto pierda su textura crujiente.

 

Pan de almendras

Pan de almendras

Es un pan rápido sin gluten muy rico porque se puede tomar frío, sin necesidad de tostar. Eso si, no tiene la típica textura del pan, puesto que no contiene harina de ningún ceral o pseudo-cereal. Este tipo de pan elaborado sin harinas, con frutos secos y semillas molidas es muy utilizado en dietas bajas en carbohidratos. En definitiva, se trata de una alternativa al pan sin gluten tradicional que además es muy fácil y rápida de preparar puesto que no hace falta fermentación.

INGREDIENTES

  • 75  gr. de linaza (semillas de lino trituradas o molidas)
  • 75 gr. de almendras molidas
  • 3 huevos
  • 100 ml. de agua
  • 5 gr. de sal
  • ½ sobre de levadura de repostería
  • 5 gr. de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada de vinagre manzana
Información Nutricional
Cantidades por 100 gr.

Kilocalorías 229 de grasas 94.79
% Cantidad Diaria Recomendada *
Carbohidratos 29,68 g. 10 %
Azúcares 0,01 g. 0 %
Fibra alimentaria 8,96 g. 36 %
Proteínas 7,92 g. 16 %
Grasas 11,06 g. 17 %
Grasas en detalle
Grasas Saturadas 0,03 g.
Grasas Nono-Insat. 0,04 g.
Grasas Poli-Insat. 0,02 g.
Grasas Trans 0,00 g.
Colesterol 4,09 mg. 1%
Minerales
Cálcio 165,60 mg. 17%
Sodio 1.404,44 mg. 59%
Potasio 3,00 mg.
Magnesio 0,24 mg.
Fóosforo 2,32 mg.
Zinc 0,02 mg.
Vitaminas
Niacina 0,00 mg.
Tiamina 0,00 mg.
Riboflavina 0,01 mg. 1%
Vitamina B-6 0,00 mg.
Vitamina B-12 0,01 μg.
Vitamina D 0,02 μg.
Vitamina K 0,00 μg.
Vitamina E 0,01 mg.
Ácido Fólico 0,52 μg.

*% de Consumo Diario Recomendado para una dieta de 2.000 kcal.
Los valores variaran según las necesidades de cada persona.
http://infonutricional.net

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. Separar las yemas de las claras de los huevos.
  3. Montar las claras a punto de nieve y reservar.
  4. Batir en un recipiente agua, yemas de huevo y vinagre.
  5. Mezclar los ingredientes sólidos (almendra molida, lino, sal, bicarbonato  y levadura de repostería) en otro cuenco. Añadir a esta mezcla las yemas batidas con el agua y el vinagre. Batir bien.
  6. Añadir ahora las claras a punto de nieve a la preparación anterior lentamente. Seguir batiendo un minuto más. La masa resultante va a parecernos poco consistente, parecido a la masa de bizcochos.
  7. Poner la masa en un recipiente de horneado forrado con papel vegetal. O bien, formar pequeños pececillos con forma redonda o alargada encima de un a bandeja de horno forrada con papel vegetal, o en una baguetera si la tenemos. Para hacer los panecillos debemos trabajar con mucho cuidado con las manos previamente humedecidas para evitar que se peguen.
  8. Hornear durante 30 minutos a 180 grados.